Tuesday, March 11, 2008

Infortunado Cacahuate


Durante mi estadía en Haití, solíamos decirle cacahuate al helicoptero ruso de UN. Siempre pensamos que ese artefacto se iba a caer algún día, al menos eso también pensaban Manu, Baturrico, Sandrinista y yo. En lo personal, perdón lo patriótico pero yo prefería los helicopteros chilenos, también los argentinos que estaban más nuevecitos y mejor mantenidos.

La noticia del accidente del helicoptero acá en Nepal fue fuerte. Uno siempre piensa que podría haber sido uno mismo la víctima. Fue una noticia triste, algunos días de lluvia acá te hacen pensar que puede volver a ocurrir sobre todo que el terreno de Nepal es extremadamente difícil y prácticamente inaccesible. Gran parte del trabajo depende de volar de un sitio a otro. Para colmo, el lunes se suicidó un ruso, amigo y colega de las víctimas. Un episodio difícil, lamentable, lo siento mucho por las víctimas y sus familias.

Hoy teníamos que ir en el cacahuate hasta un pueblito en las montañas pero afortunadamente el vuelo se canceló. Creo que no tendré la oportunidad de viajar en helo esta vez en esta misión, en realidad no lo lamento para nada, ya bastante susto paso en las avionetas de Budha Air ... pero si es de Budha nada puede pasar, verdad?

El mundillo UN se ve muy distinto cuando uno no está en el. Este tema queda pendiente para otro post, por ahora let´s fly with Budha Air!

3 comments:

Víctor said...

Hola Natalia: Me alegro de haber encontrado tu blog y por él saber de tí.
Claro, Nepal está lejos de lo que nuestra pedantería "occidental" acostrumbra a reconocer. Quizá, en cambio, está muy cerca de si mismo y para eso se requiere como sugieres, la mente muy abierta, al igual que los ojos y los oídos para descubrirlo desde sus propias lógicas. Me alegro también de que todo te huela a arroz fresco, aunque tampoco conozca yo ese aroma.
Mi abrazo para ti, desde Palqui.
Víctor.

Sandrinista said...

Querida Natalia:
Martín me comentó la noticia del helicoptero caído en Nepal y después la vi en el intranet. Al día siguiente tenía que subirme al cacahuate de ONUCI (que es igualito, ruso, antiguo, con los pilotos que parecen mafiosos...) y no me subí con mucha confianza. Pero, como no te queda otra... Para colmo dimos vueltas extras, finalmente llegué a Abidjan. Hasta el próximo vuelo en cacahuate...
Qué bueno ver que el blog ha retomado su "vitesse de croisière" desde Nepal. Cuéntanos más. Estoy esperando el post pendiente sobre las misiones UN desde afuera...
Un fuerte abrazo,
Sandra
PS Aprovecho este comentario para saludar al tío Víctor de Chiloe. Espero que le vaya todo muy bien en Palqui. Gracias por compartir este lugar maravilloso con nosotros.

Natacha Pop said...

Hola tío Victor, que bueno saber de ti, te mandaré un correo pronto, lo prometo.
Como está todo en Palqui? los caballos? las perritas???

Un abrazo grande desde acá.