Thursday, July 13, 2006

En tiempos de blog

Hace días que tengo ganas de escribir sin embargo no se trata de Haiti y por eso sigo preguntándome si será hora de cambiar el nombre de mi blog. Existe una posibilidad de regresar a la isla por eso quizás aun debo conservar esta página y tal vez en el corto plazo escriba un post que se llame “El regreso a Haiti Cheri”.

Estos días son muy lluviosos, la octava región está colapsada, las alcantarillas de Santiago se están rebalsando y todo me recuerda que este país no es tan moderno, no es tan innovador y sigue padeciendo de los males de cualquier otro país latinoamericano. En fin así pasan los días entre incertidumbre laboral, lluvia, viento y tardes de película tomando té esperando acabe este maldito invierno.

Sabía que la estadía en Santiago no sería fácil porque no son vacaciones (aunque me estoy mentalizando para sentir que lo son) y esta apatía que tengo por la responsabilidad que implica buscar trabajo otra vez. Creo que el ritmo de trabajo de Cap influye que pasar a un estilo de vida tan relajado como el de ahora no me ayuda, me estresa tener poco que hacer y sin embargo cuando estaba sumergida en las elecciones pensaba que quería tiempo para mi…..que contradicción, no?

Sigo leyendo los blogs de los amigos, el desmadre de las elecciones mexicanas, la lista de la compra en Gonaives, la cordillera que recibe de brazos abiertos a la voluntaria, los reveses de Manu y la Constituyente de Sandrinista. También me he dedicado a indagar los blogs de desconocidos, desde el canadiense que se dedica al trueque y partió con un clip rojo y ahora tiene una casa, hasta blogs mas darks de anoréxicas, de enamorados frustrados o de gente saliendo del closet, hay uno que vale la pena chequear, es el blog de un Homeless de Tennessee que tiene un laptop y se conecta en la biblioteca y hace muchos reparos sobre Mc Donalds, recibe además más de 15.000 visitas al mes.

Me sorprende el mundo del blog, me sorprende como se abren las personas para contar sus lados más íntimos y secretos al ciberespacio. Lo mío partió por compartir las aventuras del día a día, leer las aventuras de mis colegas de Haití y ahora es más por seguir conectados y viendo a donde nos lleva el destino. Me gustaría que otros amigos míos tuvieran sus blogs, estoy tratando de convencerlos y contagiarlos con la fiebre del blog y así compartir aun más cosas, sobre todo que no siempre puedo verlos debido a las distancias geográficas.

A veces me dan ganas de escribir un post más profundo, contar que ando un poco desilusionada del amor, que pierdo facilmente la paciencia (será un efecto post mission?), que sigo cometiendo los mismos errores, que tengo ganas de terminar mis documentales, que estoy aprendiendo a vivir mejor con el desarraigo de no tener un país fijo, una ciudad en la que decida por fin quedarme. Cada ciudad en la que he vivido ha significado algo para mi, eso queda para un próximo post .

2 comments:

chinacars said...

thats good if chery is in haiti, i wish good luck

chery

Sandrinista said...

Sí, extraño pensar que Cabo Haitiano es un lugar especial en este planeta... Pero lo es por un montón de razones. Lo bueno es la capacidad que tenemos para toparnos con lugares especiales.